Buscar
  • Daniel Roibal

Los 5 elementos y el management de empresa

Según una de las más amenas herramientas de feng shui, existe una única energía que empapa los espacios que habitamos, la aportan las distintas personas que residen en ellos y los distintos elementos decorativos que allí encontramos. Pero esa energía puede adoptar distintas calidades o competencias según los colores, texturas y formas con las que se manifiesta.  A modo de cómo hacemos al condimentar un guiso, añadiendo un poco de pimentón, algo de orégano, sal o cualquier otro aditivo, del mismo modo añadiremos cada uno de los cinco elementos a la cazuela que supone el espacio habitado y elegiremos los condimentos en función de aquello que deseemos comunicar como esencia del lugar, teniendo en cuenta que para una adecuada armonía deben estar todos ellos presentes

Algunas cualidades


Madera: apertura, crecimiento, comunicación.

Fuego: entusiasmo, inicio, pasión, elevación.

Tierra: estabilidad, nutrición, seguridad.

Metal: concreción, objetivos, afirmación

Agua: claridad, fluidez, reflexión.


Este es el esquema de como un elemento nutre (es decir pone en valor, potencia) a otro según el círculo de nutrición, y como un elemento controla (le resta fuerza) a otro, ante el exceso de presencia según la estrella de control. Así, si tenemos demasiado fuego en el lugar, (abundancia de aparatos eléctricos, exceso de calor, amplias superficies con colores cálidos muy), añadiremos agua para controlarlo (colores frescos, sonido y presencia de agua, imágenes marinas…) si no es posible menguar el fuego. Pues tan perjudicial puede ser la ausencia como el exceso de un elemento.

Pues bien, como analogía en la gestión o management de empresa, podemos establecer que también los distintos departamentos están relacionados con estos ciclos de apoyo o control y auditoria.

Esta es la propuesta que realizo y que recomiendo a la hora de diseñar espacios de negocio,donde podemos ubicar a los distintos departamentos según este esquema.

Así la dirección de una empresa es la responsable de diseñar la estrategia a seguir,es la  propietaria inicial de la visión o elemento fuego. Es la dirección quien hace participe y comunica con claridad, para que el ciclo de explotación (elemento tierra, elemento central, la misión del negocio) se ponga en marcha.

Los departamentos de explotación solicitan elementos de inversión a finanzas, pero también son los que mantienen a través de los ingresos el ciclo de inversión- financiación y permiten al elemento metal liderado por finanzas mantener el orden y equilibrio entre esas dos magnitudes.  Es  este departamento quien nutre de recursos económicos también al equipo humano y aporta mediante esos recursos seguridad como base principal según la pirámide de Maslow. Así cada miembro del equipo se desarrolla en el marco de la empresa como profesional y como persona desarrollando su vocación.

Finalmente el equipo humano será el embajador e indicador de como se muestra la empresa al exterior, pues lo que se vive en la comunidad interna, será reflejo de las campañas de comunicación externa, debe existir una coherencia, de no ser es así, se manifestará un gap entre lo que se vive puertas adentro y lo que se vende puertas afuera.

Si eso se produce, disminuye la credibilidad y se aleja de la visión inicial. Sin embargo,

si el equipo humano es reflejo de una buena gestión, en coherencia de valores, la misión y visión de la empresa se verán reforzadas y volverá a alimentarse el círculo de nutrición, a través de las estrategias de crecimiento y propuestas de nuevos procesos y productos , así como de imagen y venta.

Como vemos el dotar de creatividad y sentido a esta herramienta , puede proporcionarnos una vía de crecimiento que mejora los resultados con una interpretación orgánica. Buen Chi a todos/as

0 vistas