Buscar
  • Daniel Roibal

La Curiosidad hizo inmortal al Gato


Las primeras noches aquello fue un paraíso de silencio, pero pasados unos pocos días el gato siempre tan activo lleno de vitalidad ,volvió con energías renovada a expresar con múltiples y decibélicos maullidos su canto a la vida. Los vecinos no pudieron más que preguntarse que había fallado en tan quirúrgica  estrategia. El doctor que vino a confirmar el éxito de la operación, les resolvió el enigma diciéndoles que nunca más podría poner en práctica sus dotes amatorias, pero que ahora se había convertido en experto consultor.

Tal vez el día que nos convirtamos solo en consultores de lo vivido y perdamos la posibilidad o la voluntad de experimentar y curiosear,de explorar nuevos caminos,nos convirtamos en gatos rendidos. Rendidos en los pensamientos del pasado,rodeados de los muebles del pasado,el los colores del pasado,pasando nuestras lacónicas horas en el espacio que ocupa la memoria, únicamente,sin visualizar pequeños y cotidianos nuevos retos y anhelos, por sencillos que sean.

A veces uno se jubila pronto de la vida, y bueno, es decisión de cada uno y por tanto no enjuiciable. Pero la naturaleza nos ofrece leyes constantes de crecimiento, con sus ciclos de amanecer y de atardecer.De mirar arriba al cielo, abajo a la tierra y de aceptar cada uno su ciclo con ilusión y aceptación , no con resignación.

El admirable y poético doctor en biología molecular Carlos López Otín, nos recuerda que la mejor estrategia para la longevidad es la curiosidad. Por ello mantengo que la curiosidad regaló más de siete vidas al gato , eso sí ojo en que marco la expresas, en que hábitat, pues puedes acabar como el gato copulador , sin herramientas de exploración.

Feliz día

0 vistas