Buscar
  • Daniel Roibal

La alegre senda del flow, como sentido para la vida


A menudo me encuentro con personas que me señalan el "Flow", el fluir, como una señal de por donde hay que ir situándose para el desarrollo humano,para el desarrollo personal y vital. A veces va ligado a círculos cercanos a la filosofía del "Rastaman",otras al ser no haciendo y abandonarse al destino, o bien a observar las señales que nos conducen por el camino del Tao.

Mucho hay que leer,compartir, profundizar y experimentar para entender cada una de estas ramas que tal vez conduzcan a un concluyente lugar,no se. Pero a fecha de hoy y con la inspiración, claridad y entusiasmo que otorga el comienzo de un nuevo año, puedo proponer aquí un pequeño decálogo o simplemente siete puntos de reflexión y juego de posibilidades, que pretenden  ligarse como las baldosas amarillas de una imaginaria senda ,  con el fin de crear realidad y  dar sentido a nuestros actos y pensamientos.

1/ Tomar conciencia de que no somos nuestros pensamientos, ni los pensados voluntariamente ni los aparecidos. Mas bien nos sirve actuar como contempladores y testigos de los mismos.

2/ El valor que damos a los pensamientos, condiciona y genera realidad.Así lo confirma la neurociencia y la simple observación.

3/ Tenemos capacidad para discernir y elegir de entre varios pensamientos cuales nos aportan y cuales no. Incluso podemos transformarlos a través de técnicas para que mejore la realidad que  anhelamos crear. El coaching,la meditación, el mindfulness (o atención plena),el pensamiento positivo y muchas otras disciplinas nos aportan esa posibilidad.

4/ La existencia de los talentos (capacidades que se dan en nosotros con mayor fluidez),permiten mejorar nuestro desarrollo. Si ponemos foco en alcanzar  nuestros anhelos, a través de un proceso, utilizando  cómplices talentos, desarrollando nuestras vocaciones, aportaremos mayor eficiencia a la energía psíquica que suponen nuestros pensamientos.

5/ Podemos reconocer nuestros talentos cunado las acciones desarrolladas con ellos fluyen sin resistencia. El pensamiento lógico, el intuitivo, las señales, la sincronía,el feedback o las sensaciones de certeza y fe, nos muestran el camino para reconocerlos.

6/ Nuestra consciente y mera presencia hace que sostengamos los proyectos y acciones sobre los que elegimos poner foco. Haciendo uso de nuestros talentos, de aquello que se nos da bien y entregándonos con capacidad de juego y asombro a la forma incierta en que se irá dando el resultado, creceremos sin esfuerzo que no por ello sin perseverancia.

7/ Finalmente, tenemos la posibilidad de optar por tomar conciencia de nuestra alegre responsabilidad en la capacidad de creación. Entendiendo por ello que influimos por acción u omisión en el entorno. Sumamos y formamos parte del todo (me parece una hermosa creencia o un hermoso hecho). Nuestro desarrollo es servir a través de nuestra mejor aportación para abundar en mayor bondad,belleza y verdad (Ken Wilber), en mayor armonía.

Feliz  2017 ¡¡¡según nuestro calendario.

3 vistas