Buscar
  • Daniel Roibal

El código postal de la alegría La casa del trueno y la casa del lago en feng shui


A menudo seguimos con la vista, las formas y movimientos de las nubes, y especialmente las que aparecen con las lluvias de septiembre y octubre, las que se mecen bajo el hermoso signo de libra. Llenando el cielo de distintos colores, matices y limpias e hipnotizadoras imágenes, que nos conectan con calmadas emociones, con la imaginación y con la belleza. Bueno, a cada uno con lo suyo.


Alguna vez recuerdo haberme preguntado antes de esto del Feng Shui, porque me sentía más cómodo observándolas de izquierda a derecha o de este a oeste , que en sentido contrario.

Sabemos por la disciplina de la PNL que proyectamos futuro o buscamos respuestas a lo no experienciado, permitiendo volar la mirada hacía nuestra derecha, visualizando, imaginando como será eso realizado. Y que sin embargo cuando buscamos datos y respuestas en el pasado, en lo vivido,la mirada  busca esos recuerdos navegando hacía nuestra izquierda.

Del mismo modo la casa del trueno, situada al Este del bagua de nuestro hogar, representada generalmente por el número 3 , nos hace llegar los ecos del trueno.Nos conectan con el pasado,con las situaciones vividas con nuestros ancestros, y según como de sanas sean estas raíces , así de armonizada estará ese área. 

Y no solo eso,sino que influirá directamente en el área opuesta, el área del lago, el área situada al oeste, hacía donde van las nubes,hacía donde proyectamos nuestros retos y disfrute. La casa del lago, bautizada con el número 7 ( en Baleares estamos bendecidos en nuestro código postal 07), es donde merecemos y nos legitimamos para tomar un  chapuzón en sus aguas, donde permanecemos en la alegría como niños jugando. Por ello nos conecta tanto el sexo con el presente. En esos momento de intenso juego no pensamos más que en el presente y materializamos todo tipo de proyectos creativos.

En realidad no pensamos, actuamos por convencimiento. 



Conocí recientemente a un hombre en la realización de una consulta sobre el espacio que habita.

con un plano regular de la casa, con adecuado flujo de las corrientes de chi, iluminación y fortalecimiento de áreas en  el general. El área del lago, algo vulnerable por ausencia parcial, reflejaba la sonrisa escondida de su habitante, hombre pulcro, amable,sensible al arte y de mirada joven e incluso atractivamente infantil. La casa reflejaba un área del trueno y la salud en perfecto estado, entonces las relaciones con sus ancestros parecían estar estables, ¡que faltaba entonces para que hallase la plenitud de su sonrisa y carcajease si así lo sentía?

Su padre fallecido hacía un año, y con el que tuvo una dura relación en cuanto a la libre manifestación de las emociones, le hizo esconder esa sonrisa y también las lágrimas, pero hacía unos pocos años la reconciliación, y la forma de decir te quiero (así lo interpreto él, que es lo importante), se produjo cuando el padre le regalo un objeto muy, muy querido. El objeto ahora muy presente en el salón era el cacillo con el que tomaban los soldados el café, sopa o agua durante la segunda gran guerra en la que participó. Que sutil metáfora para pedir perdón o decir eres importante para mí.

Así, si nuestras raíces y relaciones con el pasado se encuentran en paz, mejor se materializarán nuestros proyectos,nutridos,alegres. Sino el trueno periódicamente nos llamará la atención con su penetrable gong y  no permitirá que sigamos a las nubes con nuestra mirada y demos paso a nuestra hermosa e impúdica sonrisa.


                                                 Toda nube se transforma en lluvia

                                                 todo río desemboca en el mar

                                                 toda gota es océano

                                                 todo lago refleja el sol

10 vistas